Realizar un análisis exhaustivo del entorno de formación e-learningasegurará que las herramientas pedagógicas, objetos de aprendizaje, lenguaje y la organización curricular empleada durante el desarrollo, sean altamente efectivas cuando se ponga en marcha la implementación del curso; de lo contrario, obviar este análisis traerá como consecuencia el fracaso de tu proyecto de capacitación virtual o blended.

Hacer un curso interactivo no es, ni mucho menos, excederse en animaciones innecesarias que requieren mucho tiempo de desarrollo y dejan poco mensaje; por el contrario, es hacer uso de las herramientas que dispone la web para potenciar el mensaje que queremos transmitir, para ejemplificarlo y ponerlo al alcance del participante.

Estos son los 5 aspectos que comúnmente suelen ejecutarse de forma inadecuada y que influyen en el éxito o fracaso de un proyecto de capacitación e-learning:

  1. Empezar por el contenido

    ¿Mi audiencia cuenta con los elementos tecnológicos necesarios para tomar mi curso virtual (acceso a dispositivos, velocidad de conexión, plugins, navegadores, acceso a audio, etc)? ¿Mi audiencia está preparada para comprender y acceder a los contenidos (conocimientos previos, métodos de aprendizaje de la audiencia, etc)? ¿Por qué es relevante el contenido a enseñar, cuáles son los objetivos primordiales, cuáles son las necesidades de capacitación de la audiencia? ¿Qué personal es necesario en el proyecto?

    Cómo ves, son muchas las preguntas que debes resolver antes de de trabajar directamente en los contenidos del curso virtual. Tener claridad en estos aspectos de análisis es fundamental en el éxito del proyecto y en la selección de las objetos virtuales que utilizarás.

  2. Obviar requerimientos tecnológicos

    Ten en cuenta que trabajar de la mano con el personal de tecnología es esencial para establecer mejoras o métodos que permitan sacar el mejor provecho a nuestro curso.

    Tener un excelente programa de entrenamiento, con magníficos objetos de aprendizaje y muy acertados contenidos no sirve nada si estos no pueden verse en la pantalla de un computador, celular o tableta. Cuando obviamos o pasamos por alto los requerimientos tecnológicos, puede que creemos contenidos demasiados pesados para que carguen en nuestra red o que los desarrollemos con herramientas que requieren plugins para su visualización, etc.

  3. Marginar a los expertos.

    Haz que tu experto sepa lo importante que resulta su trabajo en el proyecto, déjale conocer las ventajas de la formación virtual y el potencial que puede sacar de estas herramientas para la efectividad del entrenamiento. Propón nuevas metodologías, pero solo una vez lo hayas escuchado y estés seguro de haber comprendido a la perfección los contenidos.

    Involucrar al experto temático en nuestro proyecto e-learning es clave si queremos que los contenidos sean los apropiados a las necesidades de nuestra entidad.

  4. Mezclar varios temas

    No porque los contenidos virtuales tengan un espacio infinito de difusión debemos realizar cursos demasiado extensos. Esto provoca en la audiencia deserción y confusión, debido a la variedad de conceptos, además de tedio debido a la enorme cantidad de tiempo que debe emplearse para tomar el curso.

    Recuerda siempre segmentar tu currículo, redactar de forma simple, concisa y directa los mensajes y, finalmente, definir muy bien a la audiencia objetivo, ya que puede que haya diferentes tipos de perfiles en tu audiencia que te permitan generar pequeños contenidos específicos a cada uno y no uno muy grande que sea confuso para todos.

  5. Exceso de texto

    Escribir demasiado texto en un curso virtual lo hace aburrido y poco innovador.

    Los cursos virtuales no son presentaciones de Power Point ni gestores de contenidos en los que solo ponemos archivos descargables. Procura que tu curso sea rico en interactividad que permita al usuario tomar decisiones, participar de soluciones, recibir retroalimentación y organizar conceptos.


0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published. Required fields are marked *